Datos personales

Mi foto

Me llamo Lola y soy, igual que el protagonista de aquella novela de Rabih Alameddine, contadora de historias...

domingo, 16 de diciembre de 2012

24. Las letras

La Luna en el bosque

Remueve el suelo blando a su alrededor. Introduce las manos hasta las muñecas y saca las uñas sucias. Busca almendras.

- No hay más, Titus B. Créeme.

Tiene hambre.

Ha pasado mucho tiempo sin comer y se ha hecho más blanco y más chico. De él parece que solo quedara barba.

Pero no hay más. No encontrará más. Por mucho que revuelva con ansia la tierra. Por más que la levante con los puños cerrados y luego los abra para dejarla caer hecha mil puntitos marrón oscuro.

No hay más. Solo pude encontrar aquellas doce.

Al final se cansa de una búsqueda que ya le anuncié perdida. 

La luna, llena esta noche, ha terminado de hacerse dueña del cielo. El viento helado me reseca la piel. Me hace llorar los ojos y sangrar los labios. Es el mismo viento que se cuela en el bosque año tras año. Cuando allí afuera se encienden más luces de la cuenta y hasta aquí llega el eco de mil voces diciendo Navidad.

Alarga la mano derecha y toma del suelo un palito. Se propone arrancar letras a la tierra que se abre entre los dos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...