Datos personales

Mi foto

Me llamo Lola y soy, igual que el protagonista de aquella novela de Rabih Alameddine, contadora de historias...

martes, 29 de octubre de 2013

15. El pequeño libro volante

Fue un golpecito -muy suave, casi una caricia- en la punta de la nariz lo que me hizo abrir los ojos siendo de día. No estaba dormida, ni siquiera sentía el cansancio de tantos soles... Me incorporé y lo vi sobre mi regazo. Era muy chico, muy chico, y aleteaba como un pajarillo herido. Apenas sabía volar. Lo cogí y me lo acerqué a los ojos: era un libro volante bebé. Tenía muy pocas hojas y la mayoría estaban aún por escribir; tenía las tapas blanditas y unas páginas que había que pasar con cuidado para que no se deshicieran solo con el tacto.

Libro sin nombre, rezaba la portada. Luego un folio en blanco, y otro, y así hasta que fueron llegando las primeras letras, tan hermosas que… Las leí, las leí en voz alta para que tú me escucharas y Titus B., aunque malhumorado, se despertase. No lo hizo, pero tú si podrás oírme. Escucha...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...