Datos personales

Mi foto

Me llamo Lola y soy, igual que el protagonista de aquella novela de Rabih Alameddine, contadora de historias...

martes, 3 de julio de 2012

Pintor de sombras (I)

Te hablo de un pintor maldito.

De aquel que pintó las sombras habiendo salido de entre ellas.

A lo mejor no sabes ni cómo se llamaba, y puede que si te lo digo ni siquiera lo reconozcas, o puede que sí, y entonces tendrás que perdonar mi atrevimiento al suponer que quizá no sepas lo que en realidad sabes. Pero escucha, o mejor lee, este nombre:

Michelangelo Merisi.

¿Te suena? No vayas a tomarme por ignorante si te confieso que a mí, hasta ayer, no. Lo que pasa es que su obra sí que te sonará, y no poco. Basta con que te muestre una de ellas, cualquiera, da igual, para que te des cuenta de que sí, de que lo conoces, a él y a ellas, que las has visto una y mil veces ilustrando libros, colmando de prestancia los catálogos de decenas de museos de todo el mundo, y quién sabe si hasta puede que alguna de sus reproducciones no cuelgue enmarcada de una de las paredes del salón de tu casa, o de tu dormitorio, o qué sé yo.

"Descanso en la huida a Egipto" (detalle)
Descanso en la huida a Egipto (detalle). Hacia 1596 - 1597

Óleo sobre lienzo, 135,5 x 136,5 cm

Roma, Galleria Doria Pamphili

Mírala.

A que es hermosa. Sí que lo es: tan hermosa como no lo fue la vida de las manos que la trazaron. Tan sencilla su creación para los dedos como sencillos no le fueron a los pies ninguno de sus pasos.

Mírala y deja que su belleza te envuelva. Que aunque hecha de sombras también las sombras son bellas.

Mírala y ven conmigo, que voy a presentarte a uno de los artistas más fascinantes que ha dado la Historia del Arte:

Caravaggio. El pintor.

El proscrito.

2 comentarios:

  1. Magnifica presentación y la imagen no deja indiferente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Fesaro! :)

      Elegí esta imagen para presentarlo porque me pareció que lo decía todo sobre él: que la existencia desordenada y a veces tan poco ejemplar que llevó escondía a un hombre capaz de plasmar con esa delicadeza los brazos de una madre y el pequeño rostro de su bebé...

      Si tuviera que definir con una imagen el concepto de ternura, seguramente escogería ésta :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...