Datos personales

Mi foto

Me llamo Lola y soy, igual que el protagonista de aquella novela de Rabih Alameddine, contadora de historias...

martes, 2 de julio de 2013

4. El sueño del duende

Manuscrito Voynich. Diagrama astrológico
Manuscrito Voynich. Diagrama astrológico

Se va la noche y llega al fin el alba. Las luciérnagas ahogan su brillo en la claridad creciente, la luna cierra los ojos y en las ramas más altas de los árboles y en las más bajitas de los arbustos la vida se despereza, rendida ante un sol de principios de verano que atemoriza al duende y lo hace correr a ocultarse en cualquier sitio. Cuando siente que está a salvo se despoja de las lentes, dejando que cuelguen del cordel en lo blandito del chaleco; bosteza haciendo mucho ruido, entorna los ojillos fatigados de tantísima lectura nocturna, y duerme.
                                          
Yo lo observo medio atontada. Debo descansar también. Debo y, sin embargo, siento que ninguna luz de ningún sol podrá aplacar en el sueño estas ansias de saber... De manera que me levanto y avanzo con cuidado hacia los libros: el Manuscrito Cifrado y el Libro Grande que el duende dejó tumbados ante el huequecillo entre raíces que eligió como descanso. A modo de tapadera, a modo de tapadera encontró tiempo de disponerlos antes de cobijarse por dos motivos que a estas alturas bien me sé:

- El primero, impedir que deje de ser de noche en algún momento cualquiera de este día de julio.

- El segundo, despertar de inmediato si llegara el caso de que -llevada por a saber qué oscuro impulso de mi voluntad- trato de adelantarme a sus deseos y abro los libros. Y descubro en ellos eso que cree que para mí no es tiempo aún de descubrir…

Me agacho y pego la oreja contra el lomo del Libro Grande. La respiración sosegada del duende se cuela por entre sus páginas. Arrodillada ante él lo estudio con detenimiento. Una doblez diminuta marca el borde de una de sus hojas… lo abro. De su interior emergen unas pocas letras y un montón de dibujos: los mismos de los que está llenito el Manuscrito Cifrado.

Abro mucho los ojos y la mente. Y leo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...